Teléfono: 913 235 718
Mi carro: 0 artículo
 x 

Tu carro está vacío

Total 0,00 €
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirme al blog

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Blog Farmacia Blanca

Consejos de salud.

El gran mundo de los probióticos: una cepa para cada problema

EL  GRAN MUNDO DE LOS PROBIOTICOS: 

UNA CEPA PARA CADA PROBLEMA 

 

 

        Hoy en día se habla mucho de flora intestinal refiriéndose a los microorganismos que habitan nuestro intestino y que son bacterias beneficiosas que ayudan a los procesos de digestión y a regular el tránsito. Pero se ha descubierto que nos sólo existe esa flora sino múltiples microbiotas en nuestro cuerpo: oral, vaginal, cutánea...por lo tanto la microbiota es el conjunto de bacterias que residen en nuestro organismo y que proporcionan equilibrio a nuestra a salud.

        La OMS definió los probióticos como:  “microorganismos vivos que al ser ingeridos en cantidades adecuadas generan beneficio en la salud del organismo huésped”. Entre ellos se encuentran principalmente las bacterias lácticas repartidas en cuatro géneros diferentes con millares de especies y millones de cepas diferentes. Cada cepa es una e insustituible y es esa la que cumplirá con los estudios de seguridad y eficacia probada.  

        Estos cuatro géneros son:

       1- Lactobacilos            2- Bifidobacterias          3- Estreptococos            4- Lactococos

  

       No todos los probióticos son los adecuados para su administración. Deben resistir las condiciones de distintos pH del tubo digestivo para llegar a intestino delgado o colon y ser viables. Deben resistir además de la temperatura del cuerpo humano (37 grados C), la acción de enzimas digestivas como tripsina, pepsina o ácidos biliares.

      Otro factor a considerar es la capacidad de adhesión de las cepas a las células epiteliales de la mucosa gástrica. La unión de éstas aumenta el tiempo de presencia en el intestino y por ello su interacción con el sistema inmunitario intestinal del huésped. La presencia de estas microbiotas inhiben en muchos casos el crecimiento de patógenos oportunistas simplemente por competencia por ocupar el mismo hábitat. Recientes estudios demuestran que la ingesta de Lactobacillus salivarius LA302 o o Lactobacillus plantarum LA301 en terapias conjuntas con antibióticos contra Helicobacter pylori consiguen mayor eficacia en su erradicación que sin su administración precisamente por competencia de lugar de colonización. 

 

     También se han descrito propiedades inmunomoduladoras en algunas cepas de probióticos. Ciertos Lactobacillus y Bifidobacterias son capaces de aumentar la respuesta inmunitaria defensiva de nuestro organismo debido al aumento de la producción de Interleukinas IL12 o Interferon gamma.

 

    De todo esto resumimos que: 

 

    Sistema digestivo: una microbiota desequilibrada durante demasiado tiempo puede causar diarrea, estreñimiento, inflamación crónica...La ingesta de fibra y cepas microbioticas adecuadas mejoran el confort digestivo y regulan el tránsito. 

    Niños: al nacer no existe microbiota intestinal sinque se va colonizando gradualmente por el contacto del niño con su ambiente. La composición de ésta jugará un papel importante en el desarrollo de su inmunidad y su confort digestivo (cólico del lactante). Existen preparados en gotas a base de vit D junto a cepas de Lactobacillus rhamnosus, lactis, helveticus, Bifidobacterium y Streptococcus que intervienen en el crecimiento óseo correcto del niño además de evitar los dolorosos cólicos. 

    Inmunidad: más del 70% de nuestras células inmunitarias están presentes a nivel de la microbiota intestinal. Por tanto, el aporte de probióticos específicos ayudarán a estimular las defensas. En función de cada problema inmunitario se elegirá la cepa adecuada (en alergias, einfecciones invernales, infecciones por hongos...). La cepa Lactobacillus acidophilus LA201 junto a vit C y Zn contribuyen al correcto funcionamiento del sistema inmune

   Diarreas por antibióticos: alteran la microbiota intestinal ya que destruyen bacterias nocivas y buenas sin capacidad de distinción por lo que debe aportarse probióticos durante y después de tomar antibióticos para prevenir las diarreas, infecciones por hongos o aumentar la inmunidad. Por ejemplo complementos alimenticios a base de Lactobacillus rhamnosus LA801 en forma de cápsulas durante 10 días. En caso de posibles diarreas del viajero puede prevenirse con cápsulas a base de Lactobacillus acidophilus, casei y plantarum. 

    Boca: como parte del aparato digestivo, la boca también tiene su propia microbiota que contribuye al sistema inmunitario local y a la lucha contra virus y hongos por lo que un desequilibro en ella puede originar periodontitis, gingivitis o mal aliento. Existen comprimidos para chupar después de cada comida a base de Lactobacillus paracasei LA802, vit C para la formación de colágeno y vit D que mantiene una óptima salud bucodental. 

 

    En conclusión, NO todos los probióticos valen para todo. Cada problema debe ser tratado con la cepa específica capaz de colonizar ese hábitat y a una concentración de bacterias exactas y avalada por estudios científicos. Pero en la actualidad es una línea de investigación en constante evolución dada su repercusión en distintos ámbitos de la salud desde el punto de vista de la prevención como el tratamiento de enfermedades.

 

 

 

Continuar leyendo
0
  196 Visitas
  0 Comentarios
Etiquetas:
196 Visitas
0 Comentarios

NOVEDAD EN ALIMENTACION INFANTIL: PREVENCION DE OBESIDAD Y REGULACION METABOLICA

NOVEDAD EN ALIMENTACION INFANTIL: PREVENCION DE OBESIDAD Y REGULACION METABOLICA

 

                 NOVEDADES EN LAS LECHES DE FÓRMULA INFANTILES:

PREVENCIÓN DE LA OBESIDAD INFANTIL Y MODULACIÓN DEL METABOLISMO

 

 

         Los últimos datos de la OMS revelan que el 41% de los niños menores de 5 años presentan sobrepeso y obesidad. Ello es debido a los malos hábitos alimenticios ("comida basura" con gran aporte calórico y de grasas saturadas) y al sedentarismo por las nuevas tecnologías (videojuegos, móviles etc). Esta obesidad infantil puede derivar en diabetes o hipertensión en la edad adulta: lo que se conoce como "programación metabólica" de cara al futuro.

         En la edad infantil es cuando se forman los adipocitos (células depósito de grasa) los cuales tienen "memoria", es decir, que los que existen ya no se destruirán por lo que es muy importante cuidar la alimentación infantil. La mejor dieta para un recién nacido es la LECHE MATERNA pero existen casos en los que no es posible alimentar al bebé a través de la madre y debe recurrirse a las leches maternizadas. Así, la mejor fórmula será la que imite en mayor medida a la leche materna. 

 

        Entre los componentes de la leche de la madre se encuentra la PROTEÍNA ALFA o ALFA-LACTOALBUMINA. Es una proteína de alto valor biológico, es decir, que contiene los aminoácidos esenciales necesarios (triptófano, lisina, cisteína). Así las nuevas fórmulas incluyen esta proteína en su composición permitiendo eliminar otras que deberían ser filtradas por un riñón que aún no es totalmente maduro y que lo forzarían mucho para metabolizarlas. Además al excluirse esas otras proteínas se evitan muchas alergias. También es más digerible y supone menor riesgo de cólicos. Múltiples estudios han demostrado que al disminuir la ingesta de proteínas disminuye la obesidad (una ingesta elevada de proteínas provoca mayor secreción de insulina) por lo que de este modo también es posible controlar el exceso de peso. 

 

       Los laboratorios Alter tras varios años de investigación han modificado sus leches maternizadas NUTRIBEN adaptándolas cada vez más a la leche materna y consecuencia de ello han creado una nueva fórmula: NUTRIBEN INNOVA. Tres presentaciones según la edad del bebé y acorde a sus necesidades: INNOVA 1 (0-6 meses), INNOVA 2 (6-12 meses), INNOVA 3 (1 a 3 años). La gran novedad que incluye en exclusividad Alter es el llamado BPL-1: Bifidobacterium animalis subespecie lactis. Es una bacteria Gram+ que se descubrió en el intestino de los bebés alimentados con leche materna. Ha demostrado tener efectos beneficiosos en relación con el sobrepeso y futuras enfermedades metabólicas. Lo más importante es que es eficaz en estado INACTIVO por lo que es totalmente SEGURO y de esta manera puede añadirse a las leches de inicio e ingerirse desde el primer día. Al estar inactivo y actuar de esta forma permite calentar la leche ya que no altera su eficacia la temperatura.

 

        Sus principales funciones son:

 

        1- Disminuye la grasa corporal y los adipocitos en un 12%: esto se logra porque el cuerpo cuando hay obesidad libera unos marcadores de inflamación (factor de necrosis tumoral o TFN alfa) y de oxidación (malondialdehido o MDA) que son reconocidos por el BPL y se activan gracias a ellos comenzando a quemar grasa. Es importante recalcar que sólo actúan en caso de obesidad. En niños normopeso NO se activan. 

 

        2- Modula el metabolismo lipídico, aunque solo al detectar el exceso.

 

        3- Antioxidante celular: por reducir el marcador de la oxidación MDA hasta en un 5,38%. El proceso de envejecimiento celular y sus alteraciones recordemos que son procesos de oxidación por lo que prevendrá dichos procesos. Además se ha enriquecido la fórmula de estas leches con Vitamina C y Selenio que son dos potentes antioxidantes

        4- Efecto antiinflamatorio: al reducir el factor de necrosis tumoral alfa ((TNF-ALFA)

 

        5- Efecto Prebiótico: aumenta las Bifidobacterias en un 100% a las 24 horas de la ingesta. Las leches han sido enriquecidas con GOS,probióticos fructoligosacaridos que aumentan las defensas y mejoran el tránsito. Por tanto la acción es PRE y PRO-BIOTICOS.

        Las leches 2 y 3 además tienen un efecto VACIANTE ya que actúan sobre la GRELINA. Esta es una hormona que actúa sobre la sensación de hambre. Los bebés menores de 6 meses solo ingieren leche por lo que el gusto no está aún desarrollado y no sienten necesidad de comer según preferencias de sabores por lo que aún no tienen la necesidad de comer más por "gula". A partir de la introducción de nuevos sabores ya distinguen lo que les gusta más o menos, por eso es a partir de los 6 meses en los que se puede apreciar el efecto saciante. La presencia de BPL-1 provoca una disminución de un 49,25% de grelina por lo que desaparece la sensación de hambre y comerá solo la ración necesaria, no más. 

Estas nuevas fórmulas Innova pueden administrarse a todos los niños por su seguridad (al incorporar el BPL-1inactivo) y porque si el bebé no es obeso no actuará sobre la grasa, consiguiéndose el efecto modulador metabólico y su futura salud. 

 

       En resumen, la gran ventaja que suponen estas leches adaptadas son la menor carga proteica (disminución de beta-lactoglobulina o proteína mayoritaria en el suero de la leche de vaca y que es tan alergénica) debido a la incorporación de la alfa lactoalbumina que aporta los aminoácidos necesarios y la presencia de BPL-1que modulará el metabolismo futuro del bebé además de sus efectos prebióticos 

 

 

 

Continuar leyendo
0
  363 Visitas
  0 Comentarios
Etiquetas:
363 Visitas
0 Comentarios
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirme al blog

Comentarios

Sin comentarios todavía.

Follow Us

Facebook

logo web

Menú Móvil